Congreso Futuro: un ejemplo de trabajo conjunto - Congreso Futuro

Congreso Futuro: un ejemplo de trabajo conjunto

Esta semana vivimos, a nivel nacional, un hito científico de alta relevancia ciudadana, gracias a la iniciativa que, en 2011, surgió de la Comisión Especial «Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación» del Senado. Me refiero al Congreso Futuro 2020 que, en su quinta versión, abarcó ocho regiones chilenas y cientos de participantes de diversas edades y territorios.

Una vez más, esta actividad comenzó por Magallanes y Antártica Chilena, para después recorrer ocho regiones del resto del país. El pasado lunes, en el Teatro Municipal de Punta Arenas, vivimos una jornada donde tres investigadores internacionales de Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda, junto a seis científicos y profesionales locales, expusieron sus trabajos en biomedicina, ciencia antártica, arte y comunicaciones, y respondieron preguntas del público presente en Punta Arenas o conectado por redes sociales desde otros lugares de Chile y el mundo. Por la tarde, ya en el Museo de Historia Natural de Río Seco, las mismas personalidades, junto a investigadores del Centro de Investigación Gaia Antártica de la Universidad de Magallanes, conversaron acerca de sus estudios y motivaciones con escolares que participaban del Campamento Escolar de Explora Conicyt, consolidando el Congreso Futuro Junior, actividad que comenzó en nuestra región en 2017 por iniciativa de la entonces coordinadora regional del Programa Asociativo, Margarita Garrido, y que, este año, se replicó en otras ciudades.

Todo esto fue posible gracias al espíritu de colaboración que reinó en la organización del evento, y que adquiere aún mayor significado y valor en los tiempos difíciles que vivimos como nación. Con el gran apoyo de todos los medios de comunicación locales -cubriendo desde el lanzamiento hasta la última actividad realizada-gobierno regional, Instituto Antártico Chileno, Gobernación Provincial de Magallanes, Municipalidad de Punta Arenas, Secretaría Regional Ministerial de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, junto a la Universidad de Magallanes y su Programa Asociativo Regional Explora Conicyt, y el auspicio de la Fundación Konrad Adenauer y las empresas Methanex y Gasco, trabajamos unidos en pos de la construcción de un espacio donde las ciencias sociales y naturales pueden reflexionar con la ciudadanía, en torno a los dilemas y desafíos que plantea el futuro.

Eso permitió, entre otros logros, traer a una Premio Nobel que no sólo habló de ciencia sino también de su experiencia como mujer en este contexto; debatir acerca de temas muy pertinentes a este territorio; conocer el aporte científico de la nueva Seremi de la macrozona austral, y relacionar el trabajo internacional con el local, a partir de exposiciones introductorias a cargo de especialistas de la región. Inevitable pensar, ahora que ya concluyó el Congreso Futuro, en los desafíos venideros. Por lo pronto, sería ideal mantener la unión entre centros de investigación y aparato gubernamental, potenciando aún más nuestra integración en beneficio de la comunidad. Además, fortalecer el desarrollo científico en todas las regiones, continuando en la senda de lo que, este año, se hizo por primera vez, con un Congreso Futuro en la región de Aysén.

Magallanes vive de una forma especial estos eventos, de gran relevancia, sobre todo, en momentos históricos como el que vivimos. Estamos convencidos que la ciencia no hace más que aportar a la solución y entendimiento, así como también la participación de actores sociales en este tipo de actividades, para aunar visiones respecto del desarrollo. Sólo con un trabajo colaborativo, las ciencias se podrán vincular con la vida cotidiana, tanto para divulgar como para democratizar el conocimiento.